Época del Obispo Ledvina

Obispo E. B. Ledvina, el constructor

 Llamado "El Constructor," Emanuel B. Ledvina fue el segundo obispo de la Diócesis de Corpus Christi. Se dice que tenia una mente metódica, un sentido de justicia, la integridad impecable y una disposición tranquila. Dirigió la diócesis como su pastor principal a través de un período de tremendo crecimiento. El número de católicos en la diócesis se triplicó, al igual que el número de sacerdotes y religiosas. Vio a la construcción de más de 150 nuevas iglesias, misiones y escuelas. Después de eso comenzó a trabajar en la joya de la diócesis---la Catedral de Corpus Christi, la cual fue dedicada en 1940. El obispo Ledvina murió en 1952 y fue sepultado en la cripta de la catedral llamado La Capilla Emmanuel en su honor.
 

Capilla de Coches de Ferrocarril

 En los primeros años de la Diócesis de Corpus Christi, la falta de transporte era un obstáculo importante para los sacerdotes y laicos igual. Había pocas carreteras, menos coches y muchos kilómetros entre los lugares. La gente no podía llegar a las iglesias para las misas, o para recibir los sacramentos. Había sin embargo, las vías del ferrocarril, las cuales unían los pequeños pueblos. Esto condujo a la creación de una Capilla hecha de carros de tren . Era un vagón de tren especialmente equipado para que cuando se habría revelaba en su interior una capilla completa. Un sacerdote viajaba con el coche para celebrar la Santa Misa para las personas que se  reunían a lo largo de los traques; era una oportunidad para la gente de escuchar la misa y recibir la Santa Comunión.
 

Mt. Carmel, Hogar de Ancianos 

Durante casi 90 años las Hermanas Carmelitas del Divino Corazón de Jesús han sido una presencia amorosa en la Diócesis de Corpus Christi, el cuidado de los jóvenes y los ancianos. Conocido por el sencillo vestido de color castaño y velo negro de su hábito, las hermanas se les pidió inicialmente por el obispo Emanuel B. Ledvina que vinieran a Corpus Christi para ayudarle a establecer lo que se conocía como la Guardería del Carmen, un paraíso para los pobres niños mexicanos cuyas madres necesitaban trabajar durante el día. El programa surgió para atender una necesidad acuciante de largo de varias décadas, tocando cientos de niños con el cuidado de las hermanas de amor. Finalmente, el centro se cerrado y las hermanas dirigieron sus esfuerzos hasta el otro extremo del espectro de edad, abriendo un hogar para católicos de edad avanzada en busca de instalaciones de vida asistida. Ha estado en operación por más de 50 años y es también el hogar de un número de sacerdotes jubilados.
 

El Colegio Corpus Christi de la Academia

El deseo de la educación ser accesible para los jóvenes católicos de la Diócesis de Corpus Christi, tanto por el obispo Emanuel B. Ledvina y el laico católico John Dunn dio lugar a uno de los mayores logros del obispo Ledvina, el establecimiento de la universidad de Corpus Christi de la Academia para la educación secundaria de los niños . Situado en un terreno donado por Dunn con el propósito de la educación católica se desarrolló en una escuela regional accesible a los jóvenes de la zona. Dirigido por los Benedictinos se abrió en 1928 con 55 estudiantes. Con los años muchos de los hombres que graduaron se convirtieron en líderes en la comunidad católica de la diócesis, entraron en profesiones y negocios, para ejercer cargos públicos y la fidelidad a los valores aprendidos en la academia por llevar una vida plenamente desarrollados católicos. La escuela cerró en 1972.

Search Site